28 julio, 2015

Fisioterapia y Osteopatía Obstétrica

FISIOTERAPIA Y OSTEOPATÍA OBSTÉTRICA

La fisioterapia y osteopatía obstétrica prepara a la mujer para los cambios que experimentará durante la gestación. Acompaña al cuerpo e intenta conseguir la máxima adaptación a éstos, evitando las posibles molestias y patologías que puedan ir surgiendo. Muchos problemas son tan frecuentes en el embarazo que se consideran normales e inevitables. Sin embargo, con la realización de un buen seguimiento, tratamiento y programa de ejercicios para mejorara la estabilización lumbopélvica, se reducirán al mínimo. No solamente son tratables los dolores físicos, sino que también son objeto de tratamiento los problemas digestivos como nauseas o los ardores de estómago, dificultad para respirar, articulaciones hinchadas, problemas circulatorios, la incontinencia urinaria u otras lesiones del diafragma pélvico . Durante esta fase es importante la valoración del suelo pélvico para realizar un entrenamiento y flexibilización de este, preparándolo así para el parto.

9

Está comprobado científicamente que una mujer entrenada es una mujer más activa y participativa en el parto y como regla general reduce el esfuerzo, el tiempo, además de agilizar su recuperación. La preparación al parto tiene como objetivo:

  • Mejorar las capacidades físicas para preparar a la mujer a las exigencias de ese momento mediante métodos como 5P, pilates para embarazadas, RPG específico, etc.
  • Dotar a la mujer y a su acompañante de todas los recursos e información necesarios para   llevar esta fase de manera consciente sin el estrés provocado por la desinformación.
  • Enseñar posturas para que la dilatación sea lo más rápida posible.
  • Controlar y disminuir el dolor con el manejo de ciertas técnicas de relajación y visualización del parto.
  • Aprender a controlar los pujos para que se realicen de la manera más eficaz biomecanicamente y menos lesiva.

Durante el postparto es esencial realizar una valoración del suelo pélvico y de los músculos posturales para plantear el tratamiento adecuado. Valoraremos las posibles lesiones tras el parto y conseguiremos que la recuperación total de toda la musculatura sea lo más rápida y eficaz posible. Evitaremos así, lesiones futuras como incontinencia urinaria y fecal, prolapsos, dispareunias y dolores pélvicos. Trataremos los dolores espalda provocado por las posturas incorrectas en la lactancia y debido al cambio brusco del centro de gravedad.

No solamente es importante la preparación al parto y el tratamiento durante el embarazo para la madre, si no que prevendremos posibles lesiones en el bebe, como las provocadas por posiciones intrauterinas prolongadas o por partos innecesariamente largos.

Deja un comentario