28 julio, 2015

Hipopresivos

GIMNASIA ABDOMINAL HIPOPRESIVA

¿QUÉ SON LOS HIPOPRESIVOS?

La Gimnasia Abdominal Hipopresiva consiste en ejercicios posturales y respiratorios que, como su propio nombre indica, generan una hipopresión dentro de nuestra cavidad abdominal. Engloban una serie de técnicas que, mediante diferentes posturas y movimientos y por medio de una contracción de nuestro músculo diafragma en espiración (apnea espiratoria), consiguen un efecto de succión de nuestras vísceras. El resultado es una presión negativa dentro de las cavidad abdominal y pélvica, esto provoca una reacción tónica refleja (una contracción refleja muscular) de la musculatura del suelo pélvico y de la faja abdominal.

Por medio de estos ejercicios conseguimos una reprogramación de la musculatura de la faja abdominal y del suelo pélvico. La flacidez y la debilidad de estas zonas es una constante en nuestra sociedad, debido a los constantes aumentos de la presión abdominal en la vida cotidiana y deportiva, a la inactividad, a embarazos… Dicha flacidez es la que esta detrás de múltiples problemas relacionados con el aparo genito-urinario (incontinencia urinaria, dolor en las relaciones, prolapsos) con problemas de espalda (lumbalgias, rectificación lumbar) y otros problemas de índole estéticos (barriga hinchada, flacidez abdominal).

 

OBJETIVOS Y BENEFICIOS

  • Reducir el perímetro abdominal aportando mejoras estéticas, posturales y funcionales.
  • Prevenir todo tipo de hernias (inguinales, abdominales, crurales, vaginales..).
  • Regular los parámetros respiratorios.
  • Al conseguir un mayor tono muscular en el suelo pélvico (diafragma pélvico), ayuda a prevenir y mejorar la incontinencia urinaria, así como la vida sexual.
  • Aumentar y regular los factores vascularizantes, siendo eficaz en prevenir y solucionar edemas y piernas pesadas.
  • Aumenta la salud de la espalda y ayuda a prevenir lesiones articulares y musculares por la normalización del tono muscular general.
  • Proporcionar una eficaz protección lumbo-pélvica, puesto que da soporte central delante de las actividades que demandan fuerza. Es una herramienta indispensable en cualquier programa de rehabilitación post-parto, ya que es muy típico que se instaure una flacidez residual en muchas mujeres después del parto tanto en la faja abdominal como en el suelo pélvico (diafragma pélvico).
  • Como todo ejercicio físico, proporcionar bienestar y placer.

Para una correcta reprogramación abdomino-pélvica, se requiere que los ejercicios se realicen correctamente y de forma constante, unos 20 minutos, dos días a la semana en el primer mes y cada día o cuatro a cinco días en el siguiente serían suficiente. Aunque depende de la situación de partida de cada persona, el tiempo de entrenamiento suele durar unos dos meses y puede llegar a seis.

CONTRAINDICACIONES

  • En personas con tendencia a la Hipertensión, debería llevar seguimiento de un profesional sanitario.
  • Durante el embarazo.
  • No se deben practicar al menos 3 o 4 horas antes de ir a dormir.
  • Practicar lo con es estomago vacío o al menos fuera de la digestión y requiere una buena hidratación durante y despues del ejercicio.

Deja un comentario